Este lunes 14 de mayo los alumnos de 4º ESO A, C y PRAGE han visitado el único Geoparque existente en nuestra Comunidad Autónoma: Villuercas-Ibores-Jara, actividad que ha sido subvencionada por la Diputación de Cáceres con el objetivo de difundir y promocionar la importancia del patrimonio geológico y las posibilidades geoturísticas de estas comarcas.

 

 

Nuestros alumnos han podido corroborar “in situ” qué es un Geoparque, así como disfrutar de algunos geositios o enclaves singulares por su patrimonio geológico. También han comprobado que todo se vertebra en torno a una estrategia de desarrollo territorial sostenible basado en la educación y el geoturismo. La formación orográfica que nos ocupa fue declarada Geoparque en el mes de septiembre de 2011, comenzando a formar parte de la Red Europea y Global de Geoparques auspiciada por la UNESCO; y desde 2015 además tiene la consideración de GEOPARQUE MUNDIAL UNESCO. Sin duda, como centro ERAMUS+ que somos nos interesaba especialmente interpretar la importancia de pertenecer a una red europea como instrumento de protección ambiental y desarrollo económico.

 

En la ruta llevada a cabo hemos conocido tres geositios de interés: Mina Costanaza (Logrosán), Sinclinal de Santa Lucía-Río Ruecas y Apreturas del río A

DSC 0608

lmonte (Cabañas del Castillo).

Durante la mañana el programa de la ruta consistía en una visita guiada por todas las instalaciones rehabilitadas de la Mina de Costanaza. Divididos en dos grupos pudimos adentrarnos en las entrañas de la Tierra y pasear por las galería de las dos primeras plantas de la mina subterránea de fosforita; conocer las particularidades científicas, geológicas y mineras a través de los paneles y vídeo explicativo del Centro de Interpretación de la Mina y, finalmente, descubrir algunas de las mejores muestras de minerales, rocas y fósiles del Museo Geológico y Minero “Victente Sos Baynat”. Sin duda, la visita no hubiera sido lo mismo sin las magníficas explicaciones de nuestras dos guías: Mª Paz y Paqui, por lo que desde aquí queremos agradecer su paciencia y dedicación.

 

Sin duda, la experiencia en el geositio de la Mina Costanaza había sido realmente gratificante, pues habíamos podido corroborar la importancia histórica y económica de la que fue durante la primera mitad del sliglo XX una de las minas más importantes de fosforita a nivel europeo; y por otro lado, las dificultades de la vida de los mineros durante la extracción y procesado del filón de Costanaza.

 

Continuamos nuestra hoja de ruta unos 30 km dirección norte, hasta la pequeña localidad de Cabañas del Castillo. Allí nos esperaban otros dos geositios por descubrir: el Sinclinal de Santa Lucía y las Apreturas del Almonte. Esta segunda parte de la excursión pretendía conocer “in situ” algunos de los conceptos aprendidos en clase: sinclinal, anticlinal, fallas, fuerzas tectónicas, materiales geológicos (pizarras, cuarcitas), fósiles (trilobites, Claudina, crucianas). En definitiva, las explicaciones de nuestro guía Yuri permitirían descubrir la Historia Geológica del Geoparque.

 

La subida al Castillo de Cabañas no fue empresa fácil, pues tuvimos que salvar fuertes pendientes hasta llegar a la cima de la cresta de cuarcitas. A una altura de unos 900 metros tomamos un descanso, comimos el bocadillo y nos echamos unas fotos con unas vistas inmejorables. Posteriormente, los alumnos y profesoras cómo se formó el Sinclinal de Santa Lucía y su conexión con otros geositios del entorno, como el Risco de la Villuerca (1601 m de altura). También profundizamos en el significado de un punto geodésico y la necesidad de no cometer actos vandálicos y protegerlos.

DSC 0694

Posteriormente, y tras un breve trayecto en autobús, nos encaminamos hacia las Apreturas del Almonte. Al bajarnos rápidamente comprobamos un impresionante “pliegue en rodilla”, así como un desfiladero de estratos verticales en el que se encaja el río Almonte. Tras pasear por un sendero junto al río, llegamos a un enclave en el que se diferenciaban muy bien los estratos replegados, solo justificados por unas fuerzas tectónicas de increíble intensidad. Por supuesto, no podíamos concluir nuestro viaje al Geoparque sin ver “in situ” parte de su riqueza paleontológica. El guía nos habló de los trilobites, animales marinos que dominaron los mares durante el Paleozoico (desde hace 570 m.a.-230 m.a.), así como de sus signos de reptación por los fondos, conocidos como icnofósiles de tipo crucianas.

 

DSC 0713

En definitiva, esta excursión nos ha brindado la oportunidad de conocer y comprender mejor el signficado de un Geoparque, así como sus posibilidades de protección ambiental, económicas y geoturísticias de las comarcas Villuercas-Ibores-Jara.

¡Volveremos!