Iniciamos este artículo con una interrogativa que en realidad fue siempre y sigue siendo una enunciativa: LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO. Pero ¿es cierto?, ¿mató al gato la curiosidad? Si por curiosidad entendemos simple cotilleo, es posible que muriera no solo este felino sino cualquier otro animal que se tercie, incluido nosotros animales racionales;  pero si por curiosidad entendemos inquietud, preocupación por indagar, saber y prosperar por un bien individual o colectivo, es harto complicado que un animal como el gato considerado cauteloso, observador y cuidado tanto en sus actos como en sus movimientos se arriesgara a dejar de motu propio este mundanal ruido.

Pues bien, si el gato no muere por ser curioso, nosotros menos; así, nuestro centro, nuestro claustro, ha decidido arriesgarse por segundo año consecutivo a vivir esta aventura de la curiosidad, que tiene nombre propio, MUÉVETE, y que es un programa que facilita a los centros extremeños vivir la experiencia de saber cómo trabajan otros centros educativos y ofrecer la posibilidad de ser observados como centro de éxito educativo.

Nosotros  deseosos de aprender de otros y de que los demás aprendan de nosotros, participamos en una doble dirección como centro observador y como centro observado.

Como observadores estamos formándonos en el IESO "VIA DALMACIA" de Torrejoncillo (Cáceres) junto al IESO "CÁPARRA" de Zarza de Granadilla y el IES "SANTIAGO APOSTOL" de Almendralejo (Badajoz) y como centro observado hemos abierto nuestras puertas al ESO "GALISTEO" de Galisteo (Cáceres) y el IES "EL POMAR" de Jerez de los Caballeros (Badajoz).

Este programa persigue mejorar la práctica educativa y la calidad de la enseñanza mediante el trasvase de comunicación, de experiencias educativas, académicas y docentes, es decir, ofreciendo lo que tenemos y bebiendo de otras fuentes; de tal manera que podamos enriquecer nuestro quehacer como profesores adaptanto otras realidades a nuestro contexto.

Hece años el poeta sevillano Antonio Machado enunció frases como que la prisas y las preocupaciones hacían que oyésemos sin escuchar, comiésemos sin degustar o tocásemos sin sentir, que llevado a nuestro entorno academicista podría significar que hacemos cualquier acto por inercia, sin pararnos a analizar: hacer por hacer.

No queremos ser marionetas, no necesitamos un ser todopoderoso que nos dirija en este Theatrum Mundi, necesitamos ser agentes de nuestro proceso, llenarlo de experiencias nuevas y desterrar las que ya no nos valen.

Es por esto que  preferimos ser curiosos, ya que según confirma un estudio las personas curiosas experiementan grandes niveles de satisfacción en la vida y tienen relaciones interpersonales más positivas. 

¿Moriremos como el gato? sí, pero no por ser curiosos -en minúscula, claro-.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡MUÉVETE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

PHOTO 2019 01 22 08 40 38

PHOTO 2019 01 22 08 37 55

PHOTO 2019 01 22 11 35 58

 PHOTO 2019 01 22 10 33 38

PHOTO 2019 01 22 13 47 35