Finlandia, que ha ocupado la primera posición en el ranking de la evaluación Pisa, y que en la evaluación del 2018 quedó en quinta posición, es el espejo en el que muchos se quieren mirar. Por esto, el director del IES Gabriel y Galán, solicitó la última de las movilidades del Erasmus + K1, en el que participa el centro, para conocer su sistema educativo. La intención era clara, extrapolar aspectos útiles de su sistema a nuestro centro. Esto, que en un primer momento se busca con entusiasmo, se desvanece cuando el avión comienza a aterrizar. La primera conclusión que se saca es que el clima condiciona la forma de vida, y las actividades que se pueden hacer o apetece practicar, así, con temperaturas bajas es más fácil mantener la concentración estudiando o leyendo en una biblioteca si ésta es confortable. Y ese es el segundo de los aprendizajes, el confort. Todos los espacios educativos, guarderías, colegios, institutos, universidades, bibliotecas públicas están dotados con el mejor mobiliario, los espacios están pensados para ser vividos. Son tan importantes los pasillos como las aulas, en el sentido de ser lugares donde la comodidad genera la funcionalidad del mismo. Los alumnos andan descalzos por los pasillos, también por higiene, y cualquier rincón es utilizado para leer o hacer una tarea, por eso los sillones, los bancos y sillas, la moqueta es de la mejor calidad. Concusión, si es cuestión de dinero e inversión en educación. Es tercer aprendizaje es el descanso, porque a diferencia de nosotros tienen 15 minutos de descanso entre clase y clase, de ahí la importancia de los espacios comunes como pasillos, hall, etc., ahí desconectan, terminan alguna tarea, miran el teléfono móvil pero no hay ruido. Y en el recreo es obligatorio salir al patio llueva o nieve porque el descanso es fundamentar para empezar la siguiente clase con energía.

 Helsinki

El aspecto social es fundamental. Sabido es por todos que las sociedades escandinavas son colectivistas, quiero decir, piensan por el bien de la comunidad y no por el bien individual. Para ellos una persona bien formada aportará beneficios a toda la sociedad por eso la preocupación, porque todos, los inmigrantes también, tengan la mejor de las formaciones. Para ello se necesitan buenos profesores, los mejores estudiantes son los que acceden a la docencia. Nos preguntaremos por qué, la respuesta está en la consideración, respeto y estatus social de estos. Por eso, la relación entre padres y profesores es fluida y constante en el proceso de enseñanza-aprendizaje, padres y profesores intercambian información y se apoyan en la formación del alumnado, los consejos y opiniones del profesorado son tenidos en cuenta. No hay inspección educativa, se confía en la responsabilidad del profesor, como en la de cualquier individuo y pocas veces se prescinde de ellos. Confían al cien por cien en el aprendizaje autónomo del alumno, utilizan muy poco la clase magistral, su lema es "involúcrame y aprenderé", por eso se trabaja por proyectos. Llama mucho la atención el ambiente de clase. Todos los alumnos trabajan individualmente o por grupos, no hay ruido, el profesor al inicio de la clase muestra dónde está la información y los objetivos de la sesión y los alumnos se ponen a trabajar hasta que terminan. Esta metodología le da la autonomía suficiente al alumno para desarrollar sus competencias hasta los mejores niveles de Europa. La enseñanza de idiomas es importantísima y acaban dominando tres o cuatro idiomas, para ellos es una manera de relacionarse con el mundo, con el que tienen que establecer relaciones comerciales, políticas... La enseñanza es muy personalizada y la atención a la diversidad es fundamental, intentan adaptar el currículo a los intereses y capacidades del alumnado aunque no siempre lo consigan. El profesor califica mucho las actividades de clase e intentan no hacer exámenes en Secundaria Obligatoria, la evaluación se centra en las tareas diarias.

Todo puede parecer idílico, pero también tienen problemas. El bullying y el absentismo son hoy por hoy sus preocupaciones. A  los alumnos les preocupan dos pruebas, las que tanta polémica han generado en España, pero puede que éstas tengan que ver mucho también con los resultados. El examen al finalizar Secundaria Obligatoria es el que genera la nota de corte para entrar en Bachillerato, en muchos centros la nota media para entrar está por encima del 7,5, si no la alcanzan pueden estar otro año preparando el acceso, lo que, en ciento modo, condiciona al alumno a aprender aunque no tenga exámenes intermedios. La prueba de acceso a la Universidad consta de cuatro o cinco exámenes que duran 6 horas cada uno. Estas pruebas, que son duras para ellos, supone un filtrado del alumnado hacia el Bachillerato y la Universidad pero no les preocupa porque tienen una Formación Profesional muy diversa y un sistema productivo que da trabajo a casi toda la población, solo tienen una tasa de paro del 6.7%.

¿Qué podemos aprender? Está claro que no se puede trasladar este sistema aquí pero, podríamos dar más autonomía a los alumnos en el aprendizaje, incrementar la coordinación y trabajo con los padre, dotar de mejores medios a la enseñanza pública, e Finlandia no hay educación privada...

Dejo presentación con fotos e información

Finlandia_2019.pdf